lunes, 12 de septiembre de 2011

Evolución y Reencarnación


Los antiguos hombres agrícolas, veían que todas las cosas en la naturaleza, luego de cumplir su ciclo, empezaban nuevamente. Así, el sol salía par la mañana, se ponía en la tarde, y luego volvía a salir al día siguiente. Al hacer una comparación consigo mismo, es decir el hombre, al morir, debía otra vez regresar a la tierra. Sin embargo se dieron cuenta que, el cuerpo del difundo se descomponía y entonces imaginaron que era el alma la que volvía a tomar un nuevo cuerpo para seguir viviendo.Esto le ayudó a comprender su propia vida y poder explicar la reencarnación.

La reencarnación, metempsicosis, transmigración, renacimiento o recorporación es la creencia en la cual el alma, después de la muerte, se separa del cuerpo y toma otro cuerpo para continuar otra vida mortal. En ese sentido, las almas pasan por ciclos de muertes y nuevas encarnaciones de acuerdo a lo que al conocimiento o experiencias que le falte aprender a cada uno hasta lo que se conoce como la perfección del alma.

Muchos concuerdan que el alma es energía y de acuerdo a la ley de conservación de la energía dice: "La energía no se crea ni se destruye solo se transforma", con ello podemos decir que el alma es inmortal y la reencarnación es el vehículo para alcanzar la perfección. 

Recuerdo hace un tiempo conversando con una amiga que estudió metafísica le pregunté: ¿Por qué hay niños que mueren a muy temprana edad, muchas veces con enfermedades muy crueles? y su respuesta fue: "lo que sucede es que son almas que no terminaron el tiempo que debieron estar en la tierra y en algunos casos se suicidaron y que este corto tiempo que vivieron es lo que les faltaba vivir para completar su ciclo".

Otra de las cosas me llamó mucho la tensión y sin ánimos de hacerle propaganda, fue el libro del doctor Brian Weiss, jefe de psiquiatría del hospital Mount Sinai de Miami, "Muchas Vidas, Muchos Maestros", en la cual hace regresionar bajo hipnosis a una muchacha donde recuerda varias de sus vidas pasadas y pudo encontrar en ellas el origen de muchos, de los traumas que sufría.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada